Farmacéuticos para la historia

El Correo Farmacéutico nombrará el próximo 17 de marzo “Farmacéutico del Año” a uno de los cinco candidatos que optan a dicho galardón. Se trata de la primera edición de este premio que está concebido como una forma de reconocimiento, a título individual, a la trayectoria profesional. Aquí podéis encontrar más información sobre los cinco farmacéuticos, pertenecientes a distintos ámbitos profesionales, que aspiran al mismo. Dicho evento, ha suscitado en Twitter cierto revuelo promocional y también, como de costumbre, algún que otro ingenioso comentario. En honor a la verdad y sin ánimo de desmerecer a nada ni a nadie; a estos, más que al evento en si, debo la  inspiración para este post. De alguna manera, me hicieron pensar en todos aquellos farmacéuticos que a lo largo de la historia han dedicado su talento y su trabajo al avance de la ciencia y, por ende, de la humanidad. De ahora en adelante, habrá un espacio reservado para ellos en el blog, que doy por inaugurado hoy con este pequeño homenaje a cinco ilustres boticarios:

Joseph Louis Proust (1754-1826)

Joseph Louis Proust

Nace en Angers, Francia. Hijo de boticario, simultaneó su etapa escolar con el trabajo en la farmacia paterna donde adquirió los primeros conocimientos sobre química y botánica. A los 21 años, tras un brillante concurso, gana por oposición la plaza de Farmacéutico Jefe del Hospital de Salpêtrière, en París. Durante su estancia en la capital francesa, traba amistad con el químico Lavoisier, a través de cuya recomendación, es contratado por el Gobierno español para enseñar química en Madrid. Entre su legado destacan el descubrimiento de el azúcar de uva o glucosa y el desarrollo  de la ley de las proporciones definidas o ley de Proust que establece que, cuando varios elementos se combinan para formar un determinado compuesto, lo hacen en una relación de pesos fija. Esta ley, junto a la de la conservación de la masa, de su amigo Lavoisier y la de las proporciones múltiples de Dalton, sentarían las bases de la química actual.

Karl Wilhelm Scheele (1742-1786)

Karl Wilhelm Scheele

Nace en Pomerania, Alemania. Farmacéutico de profesión, es considerado como uno de los mejores químicos del siglo XVIII. Sus estudios dieron como fruto el descubrimiento del oxígeno y el nitrógeno. Descubrió también, aunque sin ser consciente de ello, el bario, el cloro, el magnesio y el molibdeno. Así mismo, se le atribuye el descubrimiento de numerosos compuestos tales como el ácido cítrico, el ácido úrico, el ácido tartárico, el glicerol, la albúmina vegetal, el cianuro de hidrógeno, el fluoruro de hidrógeno y el sulfuro de hidrógeno. Ideó además, un proceso similar a la pasteurización. Curiosamente, murió envenenado por mercurio pues tenía la mala costumbre de probar todos los productos químicos a los que iba dando luz.

Friedrich Wilhelm Adam Setürner (1783-1841)

150px-Friedrich_Wilhelm_Adam_Sertuerner

Nacido en Paderborn, Alemania. Aprendiz de farmacéutico desde los 16 años, estableció su propia farmacia en 1809. A él le debemos el descubrimiento y el aislamiento de los principios químicos de la morfina a la que, como probablemente sabréis, bautizó así en honor a Morfeo, el dios griego de los sueños. En 1818, la morfina fue incluida en De Materia Médica donde sería descrita como “el más notable medicamento descubierto por el hombre, de utilización más segura que el opio y con una virtud analgésica bastante superior”. A día de hoy, continua siendo el analgésico opioide más eficaz frente al dolor severo.

José Rodríguez Carracido (1856-1928)

José Rodríguez Carracido

Nace en Santiago de Compostela, en el seno de una modesta familia gallega. Tras una brillante carrera, se licenció en Farmacia en la ciudad que le vio nacer. Aprobó las oposiciones de ingreso al cuerpo de Farmacéuticos Militares con el número uno. Posteriormente, ganaría también en reñidísimas oposiciones las cátedras de Química Orgánica y Química Biológica en la facultad de Farmacia de la Universidad Central de Madrid. Gozó allí de un gran prestigio como profesor y científico, siendo elegido Decano por sus compañeros y, más tarde, nombrado Rector de dicha Universidad . Entre su legado se encuentran obras básicas como el “Tratado de Química Orgánica” y el ” Tratado de Química Biológica“, con el que introdujo y difundió el estudio de la Bioquímica en España.

Joan Massagué Solé, 1953   

Joan Massague

Este farmacéutico barcelonés, con mucho que aportar todavía, tiene ya un lugar garantizado entre los grandes científicos de la historia. Joan Massagué es Licenciado en Farmacia y Doctor en Bioquímica por la Universidad de Barcelona. En 1982, se trasladó a la Universidad estadounidense de Brown, donde descubriría el receptor de la insulina. En 1989 comenzó a dirigir el departamento de Biología Celular y Genética en el Memorial Sloan-kettering Cancer Center de Nueva York, donde aceptaría la dirección del programa de Biología y Genética del cáncer en el año 2003. Su investigación ha sido clave para conocer los mecanismos que permiten detener la proliferación celular. Gracias a su trabajo ha sido posible identificar los genes que controlan la metástasis de las células tumorales del cáncer de mama hacia otros órganos. Recientemente, la línea de investigación que ha llevado a cabo durante diez años ha culminado con el descubrimiento de el mecanismo general de colonización de la metástasis. Actualmente, se encuentra ya trabajando en la creación de anticuerpos que impidan este proceso.

A pesar de que la profesión farmacéutica atraviesa ahora momentos de incertidumbre y da la impresión de andar a veces perdida, tratando de reubicarse en el contexto actual, contará siempre con una certeza absoluta: la de su esencial contribución al progreso y bienestar de las generaciones pasadas, presentes y, sin lugar a dudas, futuras.

Anuncios

Medicamentos y embarazo: ideas clave

Rowlandson, “A Lady in a White Dress”

La prescripción de medicamentos durante el embarazo es una práctica bastante común. Se estima que alrededor del 80 % de las embarazadas utilizan al menos un medicamento durante el estado de gestación. La transmisión de la información adecuada a este grupo de pacientes por parte de los profesionales sanitarios es esencial para evitar conductas de riesgo bastante frecuentes como son la automedicación o el abandono del  tratamiento  instaurado para ciertas patologías por miedo a dañar el feto.

A pesar de que no son muchos los fármacos que se han mostrado teratógenos de forma concluyente para la especie humana, la falta de ensayos clínicos en mujeres embarazadas  exige proceder con mucha prudencia. La única información de la  que disponemos procede de la experiencia clínica o de ensayos en animales cuyos resultados no son extrapolables  al hombre. Recordemos el caso de la tristemente célebre talidomidala cual, pese a no  haber mostrado teratogenicidad en animales, acabó protagonizando una de las mayores tragedias de la medicina moderna. Finalmente, debemos tener presente que entre un 2-3% de los neonatos presentan anomalías congénitas y de estas, entre el 2 y el 5%, son atribuidas al consumo de fármacos.

La indicación de fármacos en el embarazo  debe estar regida por una serie de principios:

  • Considerar el riesgo teratógeno en cualquier mujer en edad fértil (el mayor peligro tiene lugar antes de que la mujer advierta que está embarazada).
  • Ningún fármaco es totalmente seguro para el bebé. Siempre que sea posible optar por medidas no farmacológicas.
  • Hay que evaluar la relación beneficio/riesgo para cada paciente. Existen condiciones clínicas en las que no instaurar un tratamiento puede ser más peligroso que el que pudiera derivar del fármaco: epilepsia, asma, diabetes, hipertensión, cáncer, cardiopatías, etc.
  • El periodo de mayor riesgo de teratogénesis es el primer trimestre, ya que en él tiene lugar la formación de la mayor parte de los órganos. Por tanto, en la medida de lo posible se debe evitar la prescripción de cualquier fármaco durante el mismo.
  • En caso necesario, se deben administrar los fármacos más conocidos, a la dosis mínima eficaz y durante el menor tiempo posible.
  • Vigilar las posibles complicaciones de los fármacos prescritos.
  • Evitar la polimedicación.
  • Informar de los peligros de la automedicación.

Clasificación del riesgo teratogénico de los medicamentos:

El sistema más usado fue desarrollado por la FDA en 1979. Este, clasifica los fármacos en cinco categorías (A, B, C, D y X) en función de la relación beneficio/riesgo que conlleva su uso durante el embarazo:

A   Estudios controlados revelan que no hay riesgo fetal

B   No hay evidencia de riesgo en humanos

C   No se puede excluir eventual riesgo fetal

D  Existe evidencia positiva de riesgo, aunque los beneficios potenciales pueden superar el riesgo eventual

X   Contraindicación absoluta en el embarazo

[Riesgo teratógeno de los distintos principios activos comercializados en España]

Durante el estado de gestación nos podemos encontrar con  situaciones diferentes que pueden requerir tratamiento:

  • Patologías preexistentes o enfermedades asociadas al embarazo: [Tabla 1
  • Trastornos frecuentes en el embarazo: [Tabla 2]

Concluyendo, las medidas higiénicas y dietéticas deben ser el tratamiento de elección para las mujeres embarazadas siempre que sea posible. Sin embargo, existen  patologías previas o enfermedades asociadas al estado de gestación en las que el  tratamiento farmacológico es imprescindible, pues el riesgo derivado de la ausencia del mismo es  mayor que el daño potencial que puedan ocasionar los medicamentos. Recordar también, la importancia de advertir sobre el riesgo de la automedicación, así como de recomendar a todas las mujeres que estén planeando un embarazo un suplemento de ácido fólico (al menos 4 semanas antes de la concepción) y mantenerlo durante los tres primeros meses para prevenir defectos del tubo neural en el recién nacido. Finalmente, para complementar la información, os invito a leer este otro post relacionado con el tema que nos ocupa: Las vacunas en el embarazo.

Fuentes de información:

Boletín INFAC “Medicamentos y embarazo”. 2013

“Fármacos y embarazo”, Olga Larrubia Muñoz y Francisco J. Pérez Domínguez, 2010www.jano.es 

Abreviaturas en farmacia, ¿sabemos qué quieren decir?

Mefloquina: blog de Farmacia y Salud 2.0

En uno de los primeros días de trabajo de “mi farmacia”, el titular me preguntó si sabía que quería decir la abreviatura “Bid” del Zytram BiD®. La verdad es que no supe qué contestar: ni me lo habían explicado en la carrera, ni lo había oído nunca en la vida (¡no tenía ni idea!). Y es que en farmacia nos encanta tener siglas y abreviaturas para todo, aunque al final se nos olvida su significado original.

Pues bien, hay ciertas abreviaturas muy usadas a nivel médico y en farmacoterápia que se expresan como Bid, qd, qid, tid, etc. y en este caso concreto se refieren a su posología.

Medicamento de Zambon, Zytram Bid® (Tramadol 75 mg). Fuente: www.Vademecum.es Medicamento de Zambon, Zytram Bid® (Tramadol 75 mg). Fuente: http://www.Vademecum.es

Tal vez sea ya un método un poco raro para anotar las indicaciones, pero a día de hoy aún nos las podemos encontrar en informes médico-farmacéuticos, en guías terapéuticas o en…

Ver la entrada original 159 palabras más

El síndrome serotoninérgico, una condición iatrogénica en aumento

El síndrome serotoninérgico es una condición clínica asociada al uso de medicamentos agonistas de la serotonina que cada vez es más frecuente debido a la prescripción creciente de este tipo de fármacos para tratar enfermedades de diversa índole (trastornos afectivos, de ansiedad, por dolor, etc) . Se presenta como resultado de una excesiva estimulación de los receptores de la serotonina, localizados a nivel central y periférico, que va a provocar cambios mentales, autonómicos y neuromusculares. Normalmente se resuelve en las primeras 24 horas de iniciados los síntomas con sólo la suspensión de los medicamentos y medidas de soporte. Sin embargo, a veces puede progresar a falla multisistémica y a la muerte del paciente.

En la gran mayoría de los casos, tiene lugar como consecuencia de la interacción entre dos o más fármacos serotoninérgicos utilizados a dosis terapéuticas y, raramente, por sobredosis de un único fármaco. La probabilidad de que ocurra es siempre mayor al comienzo del tratamiento o cuando se procede a un aumento de la dosis. En el siguiente cuadro podéis ver los medicamentos y drogas de abuso que con mayor frecuencia han sido asociados con este serio cuadro iatrogénico. No obstante , cualquier sustancia que aumente la actividad serotoninérgica puede provocarlo.

El sistema serotoninérgico está implicado, a nivel central y periférico, en la regulación de multitud de procesos. Entre ellos, el ciclo sueño-vigilia, el comportamiento afectivo, la ingesta alimentaria, la emesis, la temperatura corporal, el comportamiento sexual, el control motor, la nocicepción, el tono vascular liso, la agregación plaquetaria, la contracción urinaria, la broncoconstricción y la motilidad gastrointestinal.

Para entender mejor las causas que desencadenan el SS,  repasemos brevemente la fisiología de la liberación sináptica de la serotonina:

El precursor primario de la serotonina, 5-hidroxitriptamina o 5-HT, es el L-triptófano obtenido a través de la dieta. Este, a través de un aminoácido transportador, ingresa en la neurona y  tras sufrir una hidroxilación y una descarboxilación, se transforma en la misma. La serotonina generada  es almacenada en vesículas para su posterior liberación a la hendidura sináptica y una vez allí, puede ocupar los receptores postsinápticos dando lugar a la neurotransmisión , ser recapturada por autoreceptores presinápticos para ser almacenada de nuevo o bien, ser degradada por la monoaminooxidasa (MAO) y convertida en el ácido 5-hidroxiindolacético.

Biblioteca Digital ILCE (Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa)

La 5-HT o serotonina  interacciona con siete tipos de receptores, del 5-HT1 al  5-HT7, cada uno de ellos con varios subtipos a su vez. Pues bien, el SS parece ser que ocurre principalmente como consecuencia  de la sobreestimulación en concreto  de los receptores 5-HT1A y 5-HT2. Esta, puede ocurrir por varias causas:

  • Por aumento de la síntesis de serotonina: L-triptófano
  • Por estimulación de la liberación de serotonina: anfetaminas, cocaína, reserpina, etc
  • Por disminución de la recaptación de serotonina: inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), antidepresivos tricíclicos, venlafaxina, meperidina, etc
  • Por disminución del metabolismo de la serotonina: inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAOs): tranilcipromina,  moclobemida, selegilina, etc
  • Por estimulación directa de los receptores postsinápticos de la serotonina: buspirona, L-dopa, litio, LSD, etc

Hay que señalar que la arteriosclerosis, la hipercolesterolemia y la hipertensión aumentan el riesgo de desarrollar el síndrome debido al daño en el endotelio vascular, el cual va a provocar una disminución de la actividad de la monoaminooxidasa endotelial con la consiguiente disminución del metabolismo de la serotonina.

SIGNOS Y SÍNTOMAS CARACTERÍSTICOS DEL SÍNDROME SEROTONINÉRGICO

Se pueden dividir en tres grandes grupos:

  1. Cambios cognoscitivos y de conducta: confusión, desorientación, irritabilidad y agitación, son los más comunes.
  2. Trastornos neuromusculares: mioclonus, hiperreflexia y rigidez muscular, especialmente de los miembros inferiores. Así mismo, han sido registrados otros tales como temblor, ataxia, hiperactividad y convulsiones.
  3. Cambios autonómicos: son los síntomas más frecuentes. Entre ellos, diaforesis, hipertermia, hipertensión leve a moderada, taquicardia, midriasis y náuseas. La hipotensión, aunque rara, también se puede presentar y se asocia a un pronóstico más desfavorable.

También han sido descrito algunos otros síntomas como cefalea, insomnio, alucinaciones, vértigo, crujir de dientes, salivación y dolor abdominal.

TRATAMIENTO

La primera medida consiste en la descontinuación de el(los) agentes serotoninérgicos y mantener la diuresis con soluciones electrolíticas vía IV para prevenir la mioglobinuria. Así mismo, es esencial tratar rápidamente la hipertermia (los antipiréticos a veces no son muy efectivos y son necesarias medidas físicas como mantas refrigerantes). El tratamiento de elección para la rigidez muscular, la ansiedad y la agitación son las benzodiacepinas.

En casos moderados y severos, se emplean agentes antiserotoninérgicos como la ciproheptadina (antagonista de los receptores 5-HT1A y 5-HT2). En caso de que el paciente presente convulsiones, las benzodiacepinas constituyen también el tratamiento de elección . Si presentase hipertermia severa, coagulación intravascular diseminada, rabdomiolisis o fallo renal hay que considerar su traslado a una unidad de cuidados intensivos.

Si fuera imprescindible reanudar la medicación tras la remisión del cuadro hay que proceder con mucha cautela. Siempre es aconsejable dejar un periodo de descanso de seis semanas como mínimo y procurar tratar con un sólo medicamento serotoninérgico a la dosis más baja posible. También es importante educar al paciente sobre el peligro de la automedicación (algunas EFP contienen principios activos que podrían inducirlo, por ejemplo, el dextrometorfano. Así mismo también ha sido asociado a algunas plantas medicinales como el hipérico)

Resumiendo, el síndrome serotoninérgico es un cuadro clínico cada vez más frecuente por el incremento en la prescripción de los fármacos implicados y, aunque su curso es normalmente benigno, en ocasiones, puede progresar rápidamente a paro cardíaco, coma, convulsiones y fallo orgánico multisistémico generalmente asociado a coagulación intravascular diseminada. Por tanto, debemos estar atentos para prevenirlo o efectuar una detección temprana que permita tomar las medidas necesarias para evitar o minimizar las posibles complicaciones que puedan presentarse.

Fuentes de información:

Muñoz H, Vargas A. Síndrome serotoninérgico. MedUNAB 2004;144-50 

Serotonin Syndrome. Australian Prescriber Vol. 26 No. 3 2003

 

¡Marchando una de Dardos!

imageLos premios Dardos se otorgan entre bloggers y son una forma simbólica de reconocer el trabajo, la creatividad y la aportación de otros compañeros. Pues bien, “El blog de una boticaria en tránsito”, para mi sorpresa, ha sido diana recientemente de cuatro de ellos. Los autores del citado “lanzamiento” fueron Irune Andraca, Francisco José Rua, Luis Serantes y Anna Pitarch. Todos ellos compañeros farmacéuticos y autores de fantásticos blogs. Para que veáis que no exagero os invito a curiosearlos:

  • Mucho Más Que Salud: su autora es Irune Andraca (@farmaciaandraca). Contiene información sanitaria de calidad dirigida al paciente que refleja muy bien el esfuerzo por orientar su farmacia hacia la labor asistencial. No hay más que echarle un vistazo al blog y al equipo para hacerse una buena idea del rigor profesional de la Farmacia Andraca.
  • El Rincón de Linimento: creado por Francisco José Rua (@FcoLinimentoRua). En este blog podéis encontrar tanto entradas relacionadas con el consejo farmacéutico como reflexiones muy interesantes sobre la evolución de la profesión hacia la Farmacia Asistencial. Algunas de ellas, en mi opinión, memorables.
  • Benderapotheker: Luis Serantes es su autor (@Benderapotheker). Este blog contiene información muy didáctica sobre medicamentos y otros temas relacionados con la práctica habitual en Farmacia Comunitaria. Luis conoce bien el día a día en la farmacia y plasma contenido educativo y útil para el paciente.
  • Mefloquina: blog de Farmacia y Salud 2.0. Así lo describe su simpática autora, Anna Pitarch (@annapitarch). Anna es “una pequeña farmacéutica curiosa” de mente bastante inquieta. Le interesa todo lo relacionado con la Farmacia y así lo demuestra la variada temática de su blog: Atención Farmacéutica, gestión, política del medicamento, etc

La aceptación de este premio conlleva tres condiciones: incluir la foto que encabeza este texto, enlazar el blog que te premia y mencionar tus 15 blogs favoritos, así que  cumplidas las dos primeras, voy a por la tercera. Mis 15 dardos van para los cuatro ya mencionados y estos 11 más:

  1. El blog de la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria (@Sefap_FAP): su comité editorial está dirigido por Cecilia Calvo Pita (@cecilicp), farmacéutica de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud. Este blog aporta rigurosa información científica actualizada sobre los medicamentos. Imprescindible.
  2. Sala de lectura: su autor es Carlos Fernández Oropesa (@rincondesisifo), farmacéutico de Atención Primaria del Servicio Granadino de Salud. Al igual que el anterior, nos facilita la labor de estar al día sobre las últimas investigaciones relacionadas con los medicamentos.
  3. Farmacéuticos rurales: el administrador del blog es Francisco Javier Guerrero (@fjavierguerrero), farmacéutico rural en el Madroño (Sevilla). Desde el punto de vista de los farmacéuticos rurales se tratan aquí temas fundamentales que afectan a todo nuestro colectivo.
  4. UFPE Hospital la Fe: creado por la Unidad de Atención Farmacéutica a Pacientes Externos del Servicio de Farmacia del Hospital La Fe, de Valencia. Su coordinador es Emilio Monte (@emiliomonteb), farmacéutico especialista en Farmacia Hospitalaria. Encontraréis en él información sanitaria de calidad dirigida al paciente.
  5. La chuleta del FIR: por Jan Thomas De Pourcq, farmacéutico hospitalario (@Lachuletadelfir). El objeto del blog es difundir información sanitaria científica a profesionales sanitarios, especialmente farmacéuticos hospitalarios, orientada a facilitar la práctica diaria.
  6. Farmacblog, blog de la farmacia Mª A. de Casanova: Guillermo Bagaria es su autor (@gbagaria75). Un blog muy interesante cuya línea básica es la información sanitaria dirigida al paciente.
  7. Médico y paciente: es el blog de María José Herraiz (@Herraiz_MJ). En él María José trata la Medicina desde una perspectiva inmejorable: la que le ofrece su condición de médico y a la vez paciente que padece una enfermedad crónica.
  8. STOP ERRORES DE MEDICACIÓN: sus autores son dos jóvenes residentes de Farmacia Hospitalaria, Sergio Plata (@Sergiplata) y Alfredo Montero (@UnDeRCoST). Conscientes del potencial de las redes sociales para el intercambio rápido de información, decidieron crear este proyecto colaborativo con objeto de evitar posibles errores  relacionados con la similitud en el acondicionamiento de los medicamentos.
  9. ImagineFarma: por Luis Carlos Fernández Lison (@drlison), Jefe de Sección de Farmacia Hospitalaria en el Complejo Hospitalario de Cáceres. El contenido del mismo lo resume muy bien su autor en una única frase: “Reflexiones sobre la Farmacia en particular y la vida en general”
  10. Medicoacuadros: su autora, Mónica Lalanda, (@lalanda), médico de urgencias ejerciendo en Reino Unido. Mónica trata con gran lucidez y arrojo temas diversos, pero  sobre todo relacionados con la Sanidad y la Medicina. Destacables también sus fantásticos dibujos.
  11. Biritx’s world: por Jorge Pérez Birichinaga, (@biritx). Jorge es farmacéutico, aunque esta es una bitácora de tipo personal en el que su autor nos hace partícipes de interesantes reflexiones y pensamientos íntimos que van surgiendo a raíz de lo le va deparando el día a día.

Para terminar, me gustaría dar las gracias de nuevo a los compañeros que me brindaron su reconocimiento y , por supuesto, animaros a visitar estos 15 blogs. No os defraudarán.

Ahora o Nunca: Modelando la Farmacia del Futuro

imageEn abril del 2013, la Royal Pharmaceutical Society encargó a una comisión independiente formada por expertos de los distintos ámbitos sanitarios un informe que ayudara a establecer el rol de la Farmacia dentro del National Health System. Dicho informe compila las conclusiones recogidas a través de distintos encuentros y cuestionarios en los que participaron representantes de la Farmacia, Medicina y Enfermería, así como de las Asociaciones de Pacientes. El documento que aúna el resultado de todo esto fue denominado: Now or Never: Shaping Pharmacy for the Future

Si bien la dirección está clara, los británicos no están satisfechos con el ritmo al que avanza la Farmacia en el desplazamiento del rol de dispensador al de proveedor de servicios sanitarios a pesar de las numerosas iniciativas surgidas a lo largo de los años en el país. Digamos que la nueva Farmacia británica hace tiempo que dio sus primeros pasos, pero no termina de madurar y consolidarse. Os resumo los principales puntos de consenso:

  • Retos  que enfrenta el NHS: el futuro modelo de Farmacia va a estar determinado por lo que  ocurra en el NHS. Pues bien, el sistema de salud británico atraviesa una década de estancamiento en el presupuesto mientras aumenta la demanda de nuevos servicios, especialmente los relacionados con los enfermos crónicos. Será la Farmacia quien deba desarrollarlos basándose en la evidencia costo-efectividad clínica. Por otra parte, los medicamentos son el hueso duro del sistema y, aunque ya forma parte de la estrategia de la política sanitaria inglesa, la optimización de su uso continúa siendo una meta por alcanzar.
  • Retos que enfrenta la Farmacia: principalmente el desplazamiento del rol de dispensador a otro centrado en conseguir el uso correcto de los medicamentos y en la colaboración con el cuidado del paciente y su bienestar. De esto se habla mucho en círculos farmacéuticos, pero significa bastante poco para los expertos en política sanitaria y, bastante menos, para el público en general. Creen que hay que encontrar formas claras y accesibles de expresar lo que la Farmacia puede y debería hacer. A pesar de la implantación de dos tipos de servicios a nivel nacional, el “Medicines use Reviews” en 2005 y el “New Medicines Service” en 2011, así como otros asignados a nivel local, la Farmacia inglesa considera que está lejos de desarrollar todo su potencial.  El impacto de la tecnología y de la restricción de fondos ejerce una gran presión para avanzar en este sentido y aprovechar todo lo que puede aportar el profesional de la salud más accesible y, sin embargo, totalmente infrautilizado. De no ser así, advierten, cada vez será más prescindible y sustituible por robots y técnicos.
  • Modelos de cuidados/servicios llevados a cabo en la Farmacia en Inglaterra: la comisión recibió más de 100 ejemplos de servicios orientados al cuidado del paciente que se están llevando a cabo en el país. Principalmente destinados a conseguir la optimización de la farmacoterapia, promover la salud pública, aliviar la atención primaria o conseguir formas integradas de trabajo con otros profesionales. Sin embargo, a día de hoy, siguen considerándose iniciativas innovadoras, excepcionales,  y no se ha llegado a planificar una estrategia firme para su implantación a gran escala.
  • ¿Por qué estos modelos no se han extendido totalmente?: las razones señaladas son, la marginación de la Farmacia dentro del NHS, el poco conocimiento público del nuevo rol del farmacéutico, la falta de liderazgo y de una visión consistente derivada de la fragmentación del colectivo y la falta de un programa estructurado a nivel nacional que apoye a los farmacéuticos en la asunción del nuevo rol. Por otro lado, los farmacéuticos comunitarios están profesionalmente aislados y rara vez participan en equipos clínicos pues no hay consciencia de su potencial impacto en la gestión de la farmacoterapia y en la atención al paciente. Otra de las razones señaladas fue la ausencia de un abordaje estratégico y coherente en la asignación de los servicios farmacéuticos. Esto último contrasta con el llevado a cabo en Escocia (página 20), donde durante una década, se ha seguido una política nacional sistemática para desarrollar la Atención Farmacéutica con la clara intención de integrar a los farmacéuticos en el NHS como proveedores de servicios sanitarios. Finalmente, pero no por ello menos importante, la remuneración. El principal beneficio deriva de la dispensación (cantidad fija por dispensación + costo medicamento) y, adicionalmente, son retribuidos los servicios. Estos han sido objeto de críticas al estar los incentivos enfocados en la cantidad y no en el beneficio conseguido.
  • ¿Qué hay que hacer?: algunas de las propuestas son:
  1. Convencer al público, a los demás profesionales y a los responsables políticos, de que la Farmacia puede asumir nuevas responsabilidades. Esto sólo será posible partiendo del convencimiento propio.
  2. Es necesario un liderazgo fuerte a nivel nacional y local, así como evitar el enfrentamiento entre las distintas entidades que dicen representar la profesión. Los líderes locales deben vislumbrar las oportunidades para ofrecer nuevos servicios en colaboración con otros profesionales.
  3. Es vital que se pongan en marcha iniciativas valientes. Los farmacéuticos a nivel local y nacional deben comprometerse activamente y ofrecer soluciones específicas a los problemas de salud y de financiación. De lo contrario, tendrán que esperar bastante para ser convocados a la mesa negociadora.
  4. Aprovechar los recursos tecnológicos a nuestro alcance. La historia clínica compartida es necesaria para llevar a cabo muchos de estos servicios.
  5. Las farmacias están registradas como proveedoras del NHS, así que pueden optar a las ofertas de contratos para llevar a cabo servicios sociales o sanitarios tales como la cesación tabáquica, salud sexual, tratamiento de la obesidad, etc. Animan a los farmacéuticos a organizarse en redes profesionales o compañías que ofrezcan servicios profesionales. De esta forma, en el futuro habrá dos tipos de farmacéuticos, aquellos centrados en la dispensación y los que adicionalmente asuman nuevos roles. Cabe la posibilidad de establecer distintos contratos con las farmacias comunitarias para llevar a cabo una u otra actividad.
  6. Establecer nuevos consorcios. La Farmacia comunitaria podrá constituir un centro de salud donde trabajen otros profesionales sanitarios como médicos, podólogos, etc y en otras ocasiones, serán los farmacéuticos los que se incorporen a redes profesionales locales para llevar a cabo la gestión de la farmacoterapia, consejo y apoyo a otros profesionales y pacientes, etc.
  7. Ser conscientes de la gran oportunidad que existe en los servicios de Atención Farmacéutica a los mayores en residencias o en el hogar, así como en el entrenamiento del personal responsable de su cuidado.

El documento termina con algunas recomendaciones a los farmacéuticos, al NHS, a la Royal Pharmaceutical Society y a los gestores locales deducibles de todo lo comentado anteriormente.

Como veréis, a pesar de las diferencias entre ambos sistemas farmacéuticos, en esencia enfrentamos los mismos retos. En nuestro caso, acuciados por la dura coyuntura económica que atravesamos. Los británicos hace tiempo que iniciaron el camino hacia la nueva Farmacia asistencial, mientras que nosotros, como el bebé de la foto, luchamos ahora por enderezarnos y ensayar los primeros pasos. ¿Por qué no aprender de los aciertos y errores de aquellos que nos preceden en el camino?

Los fármacos y la disfunción eréctil: a veces la causa, otras el remedio

Lahombre triste 3 disfunción eréctil (DE) se define como la incapacidad persistente de conseguir y/o mantener una erección suficiente que permita mantener una relación sexual satisfactoria y constituye uno de los problemas de salud crónicos más frecuentes en varones mayores de 40 años. 

La erección es un fenómeno neurovascular regulado por factores hormonales en el que se produce dilatación arterial, relajación de la musculatura lisa y oclusión venosa. En ella intervienen tanto factores físicos (2,3) como psicológicos (2,3), de manera que la alteración de uno o más de ellos puede derivar en este trastorno.

Se estima que alrededor de un 25% de los casos de DE están asociados al uso de fármacos. Las principales causas medicamentosas están recogidas en este cuadro (2,3). No obstante, los fármacos  más frecuentemente vinculados con este problema son los siguientes:

  • Antidepresivos (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y venlafaxina)
  • Antipsicóticos (risperidona y olanzapina)
  • Hipotensores (tiazidas y beta-bloqueantes)

Respecto al abordaje de la DE, ha de estar enfocado a distintos aspectos según las causas que la provoquen y, al mismo tiempo, orientado por los deseos y expectativas del paciente. Intervenciones básicas son: el consejo sexual, la modificación del estilo de vida, sustitución de fármacos vinculados al trastorno cuando sea posible y el tratamiento de las enfermedades asociadas (diabetes, hipertensión arterial, dislipemia, etc)

En cuanto al tratamiento farmacológico, puede ser de dos tipos:

  1. Tratamiento etiológico (cuando la causa es un trastorno hormonal): se recomienda terapia hormonal sustitutiva con testosterona si los  niveles de testosterona total son inferiores a 8 nmol/L. También a mayores de 65  con niveles bajos que inicialmente no respondieron a los inhibidores de la 5-fosfodiesterasa (IPDE-5)
  2. Tratamiento sintomático: la mayoría de los pacientes se van a beneficiar de él independientemente de la causa. Atendiendo a la dificultad de manejo se clasifican en tratamientos de primera, segunda y tercera línea. Los fármacos se encuadran en primera y segunda línea.

Tratamiento de primera línea: los inhibidores de la fosfodiesterasa-5, por su eficacia y seguridad, son el tratamiento deviagra divertida elección. En España están comercializados el sildenafilo (Viagra®), tadalafilo (Cialis®) y vardenafilo (Levitra®). En todos los casos es necesario que exista deseo y estimulación sexual previa para que se produzca la erección. Se distinguen sobre todo por sus características farmacocinéticas:

  • Sildenafilo (25,50,100mg): el inicio de la acción es a los 30-60 minutos, la vida media es de 4 horas, persistiendo el efecto durante 6-8 horas. No interacciona con el alcohol, pero la ingesta de comidas grasas puede retrasar el efecto. La dosis de inicio recomendada es de 50 mg y la dosis máxima diaria de 100 mg.
  • Tadalafilo (5,10,20mg): es efectivo desde los 30 minutos, la vida media es de 17 horas y el efecto puede persistir unas 36 horas. La comida y el alcohol no interfieren en su absorción. Se recomienda iniciar con una dosis de 10 mg siendo la dosis máxima diaria de 20 mg. También es efectivo en tratamientos crónicos de 5 mg/día.
  • Vardenafilo (5,10,20mg): el inicio de acción es a los 30 minutos o menos. La vida media es de 4 horas y es efectivo hasta las 6-8 horas. Las comidas grasas retrasan su absorción y no interacciona con el alcohol. La dosis de inicio recomendada es de 10 mg y la máxima, de 20 mg al día.

Los efectos secundarios son leves, relacionados en gran parte con la acción vasodilatadora periférica: cefalea, rubor, congestión nasal y dispepsia. El sildenafilo y vardenafilo pueden provocar alteración visual (cambio en la percepción de los colores) en un porcentaje bajo de casos. El tadalafilo puede provocar dolor lumbar. Por otro lado, se ha observado prolongación del intervalo Q-T con vardenafilo, por lo que hay que tenerlo en cuenta en pacientes que tomen medicamentos con este mismo efecto (quinidina, procainamida, sotalol y amiodarona).

Contraindicaciones: isquemia coronaria activa, insuficiencia cardíaca congestiva con tensión arterial baja y retinitis pigmentaria. Se recomienda precaución en pacientes con insuficiencia renal o hepática severa.

Interacciones:

  • Los nitratos están totalmente contraindicados. Usados al mismo tiempo que los IPDE-5 pueden producir hipotensión potencialmente mortal. Si un paciente sufre angina durante su uso no podrá tomar nitratos hasta las 24h o , en el caso del tadalafilo, una vez transcurridas 48 h  y siempre bajo supervisión médica.
  • Antagonistas alfa-adrenérgicos (para la hipertrofia benigna de próstata): vardenafilo: contraindicación absoluta de asociación; tadalafilo: se puede asociar a tamsulosina y sildenafilo: no se debe asociar en dosis de 50 y 100 mg.
  • Inhibidores del citocromo P450 CYP3A4 (ketoconazol, eritromicina, claritromicina, inhibidores de la proteasa): Al metabolizarse por esta vía puede ser necesario reducir la dosis de IPDE-5.

Tratamiento de segunda línea: se usa un sólo medicamento, alprostadilo (Caverject®), la prostaglandina E1. Existen dos posibilidades:

  • Inyección intracavernosa: la primera dosis ha de ser aplicada bajo la supervisión de un profesional sanitario. El efecto aparece a los 5-15 minutos y la duración depende de la dosis inyectada. Se recomienda usar entre 5-40 microgramos por inyección. No aplicar más de 3 veces por semana y debe transcurrir un periodo mínimo de 24 horas entre inyecciones. Los efectos indeseables pueden ser: erección prolongada, dolor en el pene y fibrosis. Está contraindicado en casos de riesgo de priapismo o hipersensibilidad al fármaco. Advertir a los pacientes que deben consultar con el urólogo si la erección se prolonga más de 4 horas, ya que de no aplicar tratamiento inmediato se podrían producir lesiones en el músculo intracavernoso.
  • Terapia combinada: permite usar dosis más bajas y disminuir los efectos secundarios. La combinación más usada es: paparerina(7,5-45 mg)fentolamina(0,25-1,5 mg)y alprostadilo(10-20microgramos). Los niveles de eficacia son superiores al 90%. La otra combinación posible es sildenafilo con alprostadilo con el inconveniente de los efectos adversos. Estas son alternativas a estudiar en pacientes seleccionados como paso previo a la implantación de una prótesis de pene.

Fuentes de información:

  1. Guía clínica de la disfunción eréctil ( www. fisterra.com)
  2. Documento de Consenso sobre Disfunción Eréctil. Actualizado 2013
  3. Documento de Consenso sobre Disfunción Eréctil. ELSEVIER, vol 29. Núm 05. mayo 2003.