Los medicamentos durante la lactancia: ¿son seguros para el bebé?

La mayoría de los medicamentos advierten sobre los riesgos que podría conllevar su uso en madres lactantes al no existir datos disponibles. Sin embargo, el pasado 26 de agosto, la revista Pediatrics publicó un informe elaborado por la Academia Americana de Pediatría en colaboración con la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) , del que se extrae que la mayoría de los fármacos son compatibles con la lactancia  y que las madres no deben abandonar sus tratamientos durante este periodo. Del mismo modo, se propone incluir en el prospecto de los medicamentos un apartado titulado “Lactancia” que incluya información mucho más detallada sobre la transferencia del medicamento a la leche materna y el potencial daño para el bebé.

Destacan algunos casos claros en que los fármacos pueden resultar nocivos para el bebé:

ImageCompuestos radioactivos (radiofármacos) que se usan como agentes de contraste en los estudios de imágenes o en el tratamiento del cáncer. En estos casos se requiere el cese, al menos temporal, de la lactancia.

 Analgésicos narcóticos como la codeína, la oxicodona y el propoxifeno.

El ibuprofeno, paracetamol y naproxeno serían opciones analgésicas más seguras.

Productos herbales y medicamentos para uso off-label como la metoclopramida. Fármaco antiemético y procinético, antagonista de receptores dopaminérgicos, que se usa para aumentar la producción de leche materna al estimular la producción de prolactina. Este bloqueo dopaminérgico puede conducir a consecuencias muy negativas para el bebé y la madre, entre ellas, depresión y pensamientos suicidas.

Algunas bases de datos estupendas para consultar sobre la compatibilidad entre medicamentos y lactancia:

Drugs and Lactation Database (LactMed) 

Web del Hospital Marina Alta (Alicante, España)

 

Anuncios